top of page
coveryoutube.jpg
coveryoutube.jpg

Más allá de lo que ves: Cómo nuestras ideas moldean la percepción

Todos hemos experimentado momentos en los que un amigo o ser querido recuerda un evento de manera completamente diferente a como lo hacemos nosotros. A veces, nuestras percepciones pueden divergir drásticamente, lo que nos lleva a preguntarnos: "¿Estuvimos realmente en el mismo lugar y momento?". Esta discrepancia no se debe a fallos en nuestra memoria, sino más bien a la naturaleza misma de la percepción.


Percepción y realidad
Percepción y realidad

Percepción: No es solo sensorial


Cuando hablamos de percepción, a menudo pensamos en nuestros cinco sentidos. Sin embargo, la percepción va más allá de la simple recopilación de datos sensoriales. Es un proceso activo y complejo en el que nuestra mente interpreta, organiza y otorga significado a esta información. Las ilusiones ópticas, por ejemplo, nos muestran cómo la misma imagen puede ser interpretada de diferentes maneras dependiendo del contexto y las expectativas.


Ideas Organizativas: Los lentes a través de los que vemos


Nuestro cerebro utiliza atajos, conocidos como heurísticas, para procesar rápidamente la información. Estas heurísticas son influenciadas por nuestras "ideas organizativas", las estructuras mentales preexistentes formadas por nuestras experiencias y cultura. Estas ideas actúan como lentes, coloreando y filtrando la realidad que percibimos. Imagina a dos personas de diferentes culturas observando una ceremonia ritual. Lo que para uno puede ser un acto sagrado, para otro podría parecer extraño o incomprensible.


El mundo no es como parece: El factor no sensorial


La percepción no es una ventana transparente hacia el mundo. En realidad, cada acto de percepción está influenciado por factores no sensoriales. Nuestras expectativas, por ejemplo, pueden alterar nuestra percepción. Un vino podría sabernos diferente si creemos que es caro o barato. Esta es la razón por la que, en ocasiones, lo que creemos ver o experimentar está más relacionado con nuestras ideas preconcebidas que con la realidad objetiva.



Experiencia, creencia y libertad
Las lentes de la percepción


La percepción activa: No somos meros receptores


A menudo, asumimos que somos simples espectadores de la realidad, pero en verdad, somos creadores activos de nuestra propia percepción. Cada vez que interpretamos una escena, una conversación o un sentimiento, estamos involucrados en un acto activo de creación. Nuestras emociones, recuerdos y atención determinan en gran medida lo que vemos y cómo lo vemos.


Implicaciones y Conclusión


Comprender la naturaleza subjetiva de la percepción tiene profundas implicaciones en nuestra vida diaria. Nos invita a ser más empáticos y a considerar que cada persona vive en una versión única del mundo, moldeada por sus propias experiencias y creencias. Para navegar en este océano de subjetividad, es esencial que seamos conscientes de nuestros propios filtros y estemos dispuestos a ajustarlos. En última instancia, la verdadera sabiduría radica en reconocer que la percepción es un mapa, no el territorio.

Comments


bottom of page